Cesta

El mayor catálogo de productos derivados del CBD

The CBD Side

CBD y el sistema endocannabinoide

3 Jun 2019, Oscar Andres

Compartir

El cannabidiol (CBD) puede ser el segundo compuesto más prominente de la planta de cannabis, pero en estos días, es sin duda el más popular entre la población general. Aunque un poco menos dominante e históricamente menos solicitado que su contrapartida de alta inducción, el THC, el CBD se ha convertido en una tendencia importante no solo en la industria del cannabis, sino también en la salud y el bienestar, los alimentos e incluso los productos cosméticos. El creciente interés en la CBD, combinado con la creciente evidencia que detalla sus beneficios terapéuticos, nos ha hecho sentir curiosidad por este cannabinoide no intoxicante y por lo que puede hacer por nosotros.

Aunque tenemos un largo camino por recorrer para dominar la ciencia de la CBD y desbloquear todo su potencial medicinal, tenemos una comprensión práctica de cómo las moléculas de CBD interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo (ECS) para producir una variedad de beneficios terapéuticos. Aquí hay una introducción rápida sobre el sistema endocannabinoide de su cuerpo, cómo interactúa con el CBD y los beneficios potenciales que podemos obtener de esta interacción.

El sistema endocannabinoide (ECS): un resumen

El primer endocannabinoide fue descubierto por Raphael Mechoulam, junto con los investigadores del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) William Devane y el Dr. Lumir Hanus, en 1992, lo que lo convierte en un descubrimiento científico relativamente nuevo. Aunque aún se necesita más investigación para comprender completamente la mecánica del ECS, los investigadores han identificado su presencia en todo el cuerpo, manteniendo un equilibrio regulatorio interno, u homeostasis, en varias funciones corporales. El ECS está presente en las células inmunitarias del torrente sanguíneo, en prácticamente todas las células del cerebro, a través de la médula espinal, a través del sistema cardiovascular y en nuestra piel.

El ECS está formado por tres componentes principales:

  • Endocannabinoides (cannabinoides endógenos o cannabinoides nativos del cuerpo),
  • Receptores a los que se unen los endocannabinoides
  • Enzimas que los descomponen para provocar una respuesta corporal.

Los dos receptores de cannabinoides más estudiados dentro del cuerpo se llaman CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, donde regulan la función cerebral. Los receptores CB2 son más prominentes en las células inmunes en todo el torrente sanguíneo. Los fitocannabinoides, o cannabinoides de la planta de cannabis, pueden provocar respuestas terapéuticas en el cuerpo al unirse a estos receptores.

¿Cómo funciona el CBD con su ECS?

El sistema endocannabinoide permite que el CBD ayude a tratar una amplia gama de síntomas. CBD se une a los receptores CB1 y CB2. También interactúa con el cuerpo a través de varias otras vías biológicas, y se cree que produce efectos terapéuticos al activar múltiples vías a la vez.

CBD también tiene una relación complicada con THC, directamente relacionada con la forma en que ambos interactúan con el ECS. A nivel molecular, el CBD hace lo contrario de lo que hace el THC. El CBD es un agonista inverso de los receptores CB1, donde el THC es un agonista. Cuando se toman juntos el CBD y el THC, el CBD tiene el potencial de frenar los efectos secundarios negativos del THC activando una respuesta inversa de los receptores CB1.

¿Cuáles son los beneficios de la CBD?

Independientemente de su relación con el THC, el CBD ha mostrado una promesa abrumadora en el tratamiento de una amplia variedad de síntomas y dolencias.

  • Alivio del dolor e inflamación: Se ha demostrado que el CBD reduce las respuestas del dolor al inhibir la absorción del endocannabinoide anandamida. También tiene una variedad de propiedades anti-inflamatorias, muchas de las cuales se activan al unirse a los receptores CB2.
  • Epilepsia y convulsiones: los ensayos clínicos han demostrado que el CBD es un anti-convulsivo y anti-epiléptico altamente efectivo, aunque no se conocen los mecanismos exactos.
  • Tratamiento de la adicción: varios estudios han indicado que la CBD puede ayudar a aliviar los síntomas asociados con la adicción a los opioides, la cocaína y el tabaco.
  • Ansiedad y depresión: Se ha encontrado que las dosis moderadas a altas de CBD alivian la ansiedad social y situacional, incluida la ansiedad relacionada con hablar en público.

Fuente: Andy Andersen 3 de mayo de 2019

Cultura cannábica

Divulgación, cultura, recetas... Descubre nuestra variedad de libros para conocer las posibilidades y más sobre el cannabis

Nuestras flores y resinas

Suscríbete a nuestro newsletter
Recibe en tu mail un 10% de descuento en tu primer pedido