Cesta

El mayor catálogo de productos derivados del CBD

The CBD Side
Compra fácil y segura
Envío discreto
Envío gratuito a partir de 50€

CBD y nutricion: la obesidad

1 Abr 2019, José T.

Compartir

El aceite de CBD y la nutrición: el cannabis podría servir para combatir la obesidad.

El aceite de CBD

No hay que confundir el aceite de cannabis con el aceite de semillas de cannabis, el primero extrae la resina y los principios activos de las flores (la marihuana) mientras que el segundo es un aceite de semillas como el aceite de girasol. Se produce prensando los cañamones o semillas y es un aceite nutritivo rico en ácidos grasos esenciales pero sin cannabinoides ni terpenos por lo que carece de efectos farmacológicos.

La composición del aceite de cannabis depende de la variedad de la que se extraiga. Si se hace con una variedad psicoactiva rica en THC, el resultado será un aceite psicoactivo pero si se elabora partiendo de un variedad rica en CBD y sin THC se obtiene un producto medicinal y no psicoactivo. El aceite de cannabis no sólo contiene los cannabinoides sino también los terpenos, flavonoides, antocianos y otras moléculas presentes en la resina.

La mayoría de los aceites de cannabis con CBD se comercializan diluidos en aceite de oliva o en aceite de semillas de cannabis para facilitar su aplicación pero también hay tinturas en las que se diluye en alcohol o líquidos para cigarrillos electrónicos con base de parafina.

Los aceites de CBD se suelen consumir depositando unas gotas bajo la lengua para que absorba directamente en la boca y evitar que una parte del CBD se degrade en el estómago pero tambien se puede consumir en forma de chicles, gominolas y otros alimentos infusionados con CBD.

Extractos completos de cannabis

La planta de cannabis no sólo contiene cannabinoides como el CBD o el THC, también tiene centenares de otras moléculas como terpenos, flavonoides o antocianos que también contribuyen al efecto general. La combinación de los cientos de moléculas presentes en la planta se denomina “efecto séquito” y explica porqué los extractos que sólo contienen un cannabinoide no hacen el mismo efecto que consumir directamente la planta o un extracto completo que contiene todos los componentes.

Después de los cannabinoides, los terpenos son las moléculas más importantes presentes en la resina. Por su naturaleza aromática son responsables del olor de cada variedad pero también tienen efectos farmacológicos. Hay muchos terpenos diferentes y cada uno, además de un aroma particular, tiene distintas propiedades sobre el organismo: antibióticos, antiinflamatorios, broncodilatadores, influyen en el estado de ánimo. antidepresivos, calmantes, ansiolíticos, antisépticos, analgésicos, etc.

Los terpenos ayudan a incrementar la biodisponibilidad de los cannabinoides como el CBD aumentando su absorción y potenciando sus efectos. Por esta razón los extractos completos de las flores, que contienen terpenos y otras moléculas presentes en la resina son más efectivos que los cannabinoides puros y aislados.No todos los productos con CBD utilizan extractos completos, de hecho son mayoría los que usan CBD puro que disuelven en aceite de semillas, alcohol o parafina.

El papel del CBD en la dieta

El THC y el CBD son los principales principios activos del cannabis y pertenecen a la familia de los cannabinoides. Además de en la planta de cannabis, los cannabinoides se encuentran también en nuestro cuerpo. Los cannabinoides que fabrica el organismo se denominan endocannabinoides (del gr. endon que significa interior) y se usan como neurotransmisores para enviar mensajes entre el cerebro y los organos y tejidos del cuerpo. Los endocannabinoides actúan conectándose a los receptores cannabinoides que están repartidos por el organismo. Cuando se ingiere THC, CBD o cualquier otro cannabinoide, estos se conectan a los mismo receptores que los endocannabinoides e influyen sobre muchos procesos fisiológicos del cuerpo.

El sistema endocannabinoide juega un papel importante en la regulación de muchos procesos biológicos. En relación a la dieta y la alimentación, ayuda a controlar el apetito, la ingestión de comida y el equilibrio energético.

Según algunas investigaciones parece que los endocannabinoides modulan el sistema de recompensa de la comida actuando sobre ciertas zonas específicas del cerebro. Un estudio de 2016 de la Universidad de Daegu (Corea del Sur) (1) sugiere que el CBD podría servir para prevenir la obesidad por su influencia en la lipólisis (consumo de la grasa acumulada en el organismo) y la termogénesis (que está relacionada con la cantidad de calorías que consume el organismo).

Los alimentos termogénicos tienen propiedades quemagrasa ya que aumentan la cantidad de energía que necesita nuestro cuerpo para mantener la temperatura corporal adecuada. Además del CBD, el café, el té, el chile, el curry, el ajo, la mostaza, la canela, el gengibre, el salmón o las sardinas son alimentos termogénicos. Aunque suena muy bien, ingerir CBD o alimentos termogénicos tampoco hace milagros y para lograr buenos resultados debe combinarse con hacer ejercicio y consumir una dieta hipocalórica.

Dosis y efectos

La dosis efectiva de CBD depende del paciente y su enfermedad. Una dosis habitual de CBD ingerido es de 25 mg aunque hay personas que necesitan mucho más y otros mucho menos.

Un paciente que pese cincuenta kilos probablemente necesitara una dosis más pequeña que otro que pese ochenta. Ciertas condiciones de salud, como el dolor crónico, pueden hacer necesaria una dosis mas alta. Además, con el uso, la tolerancia a los efectos aumenta y los pacientes suelen aumentar la dosis.

Aunque muchos de estos efectos no están todavía completamente demostrados científicamente, los estudios realizados hasta ahora indican que el consumo habitual de CBD puede tener los siguientes efectos beneficiosos:

-Disminución de los dolores y achaques gracias a las propiedades antiinflamatorias. El dolor muscular, los problemas digestivos y los dolores de cabeza mejoran en muchos pacientes.

-Mejora del estado de ánimo y la depresión. Muchos usuarios experimentan mayor claridad mental y capacidad de concentración, menos ansiedad y sensación de estrés y mejor concentración. Estas propiedades tienen que ver con la capacidad del CBD de interactuar con los receptores cerebrales de serotonina, el neurotransmisor que regula el estado de ánimo y el comportamiento social.

-Combate el insomnio y se lograr un sueño de mayor calidad. El CBD ayuda a estabilizar los patrones de sueño, los consumidores duermen mejor.

-Ayuda en las afecciones cutáneas como eccema, psoriasis, acne o dermatitis. Se aplica en forma de crema. Reduce el dolor tras una quemadura y el picor de las reacciones alérgicas o las picaduras de insectos.

-Reduce la incidencia de diabetes, al menos eso indica un estudio realizado con ratones (2).

José T. Gállego

Periodista cannábico y escritor

Bibliografía

1. Parray, H.A. & Yun, J.W. Mol Cell Biochem (2016) 416: 131. https://doi.org/10.1007/s11010-016-2702-5

2. Weiss L, Zeira M, Reich S, Har-Noy M, Mechoulam R, Slavin S, Gallily R (2006) Cannabidiol lowers incidence of diabetes in non-obese diabetic mice. Autoimmunity 39:143–151

Foto Kimberly Nanney

Protección corporal con Cosmética de CBD

Salud para tu piel, para tu pelo, para tus labios, para todo tu cuerpo y también para el de los más pequeños

Nuestras flores y resinas

Suscríbete a nuestro newsletter
Recibe en tu mail un 10% de descuento en tu primer pedido